marzo 23 2021

Aldeas Infantiles SOS Perú y ACNUR atendieron a más de 830 niñas, niños y adolescentes refugiados y migrantes en 2020

Durante el contexto de emergencia por la COVID-19 se dio continuidad al servicio en 11 ciudades del país a través de la atención remota y en algunos casos visitas presenciales, realizando evaluaciones socio familiares basadas en el Interés Superior del Niño.

En marco del proyecto "Niñas, niños y adolescentes refugiados y migrantes crecen en entornos seguros y protectores", en convenio con la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Aldeas Infantiles SOS Perú atendió a familias refugiadas y migrantes, principalmente en las regiones de Lima, Callao, Lambayeque, Cusco, Arequipa y Tumbes. El servicio también se extendió de manera remota a ciudades como Tacna, Huancayo, Trujillo, Pucallpa e Ica.

Debido al contexto de emergencia por la COVID-19 se dio continuidad al servicio a través de la atención remota y en algunos casos visitas presenciales, realizando evaluaciones socio-familiares basadas en el Interés Superior del Niño. El acompañamiento a cada familia implicó  un periodo de atención de 5 meses.

Conoce los principales logros de nuestra respuesta humanitaria en el 2020:

Atención a niñas, niños y adolescentes

  • 704 niñas, niños y adolescentes recibieron seguimiento y acompañamiento para el acceso a servicios básicos como educación, salud, protección y documentación para su regularización migratoria y/o solicitud de refugio.
  • 113 niñas y niños recibieron cuidado diurno en nuestros Centros Sociales de Carabayllo y Huáscar, contribuyendo así a su protección integral.
  • 18 niñas, niños y adolescentes refugiados y migrantes fueron acogidos en una familia SOS y recibieron atención para su desarrollo integral, a través del servicio de Acogimiento Familiar en nuestros Programas Zarate, Callao y Pachacamac.

 

A través de nuestro servicio de Acogimiento Familiar acceden a educación virtual, desarrollan sus habilidades sociales y fortalecen su autonomía.

 

Fortalecimiento de familias en situación de vulnerabilidad

  • 357 familias refugiadas y migrantes, recibieron acompañamiento socio familiar, soporte emocional y asistencia económica para la atención de sus necesidades básicas; contribuyendo así a la prevención de la separación familiar. Esta respuesta también consideró la atención a madres adolescentes en situación de vulnerabilidad y riesgo.
  • 528 padres, madres y cuidadores, mejoraron sus capacidades de cuidado y protección a sus hijas e hijos a través de orientaciones y consejerías familiares.
  • 42 familias, participaron de talleres de capacitación sobre “Emprendimiento económico y generación de ideas de negocio”, logrando presentar sus propuestas de emprendimiento, las cuales, previa evaluación y acompañamiento técnico, recibieron “capitales semillas” para su iniciación.

 

Atención a familias refugiadas y migrantes en situación de vulnerabilidad.
 

El trabajo articulado con las Unidades de Protección Especial (UPE) del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP) para aquellos casos con indicios de riesgo o desprotección familiar, así como la articulación con otros aliados y organizaciones no gubernamentales, fue clave para la atención oportuna a esta población.