abril 17 2021

Cuidadora de Aldeas Infantiles SOS Perú ganó el premio Helmut Kutin 2021

Casi 50 cuidadores en todo el mundo fueron nominados para el premio Helmut Kutin de este año, pero solo tres resultaron ganadores, entre ellos Dina Quispe, cuidadora de nuestro Programa Ayacucho.

Todos los días, nuestros cuidadores aseguran de que cada niña y niño crezca con el apoyo y los lazos que necesitan para asegurar su futuro y convertirse en su yo más fuerte. Muchos de ellos son figuras inspiradoras que regularmente van más allá de sus deberes para lograr un impacto duradero en las vidas de los participantes.

Para reconocer este compromiso, se organiza el Premio Helmut Kutin. El proceso de selección comenzó con una votación en línea que redujo la lista de finalistas de diez a seis. Luego, los miembros de la Coalición Juvenil Internacional de Aldeas Infantiles SOS (IYC), un grupo de jóvenes de todo el mundo, revisaron a los seis finalistas y votaron por sus favoritos. Los votos de los miembros del IYC contaron el 50% y los votos en línea el otro 50%.

Casi 50 cuidadores en todo el mundo fueron nominados para el Premio Helmut Kutin 2021. En consideración a los votos abrumadores, la Junta de la Academia Hermann Gmeiner eligió a tres ganadores, entre ellos a Dina Quispe, cuidadora de nuestro Programa Ayacucho.

¿Quién es Dina Quispe?

La ganadora del premio internacional es líder entre todas las cuidadoras de nuestro Programa Ayacucho. Es mentora de otras expertas en cuidado, compartiendo su experiencia, brindándoles apoyo y alentándolos a desarrollar sus propias capacidades.

Dina siempre ha hecho un esfuerzo adicional por las niñas, niños, adolescentes y jóvenes bajo su cuidado. Entre los 30 niños que ha criado a lo largo de los años, varios tenían problemas emocionales y de comportamiento. A través de la paciencia, el amor y la dedicación, Dina les ayudó a lograr la estabilidad emocional. Ella observa, escucha, genera confianza y finalmente llega a conocer sus sentimientos y necesidades.

En muchos casos, junto con los participantes, ayudó a cambiar sus actitudes y comportamientos, transformando sus vidas. Hoy se mantiene en contacto con la mayoría de niñas y niños que ha cuidado, muchos de los cuales reconocen que su apoyo fue clave para superar sus desafíos.