6 marzo 2019

¿Qué significa ser mujer en el Perú?

Las mujeres en el Perú representan más del 50% de la población[1] ; no obstante, la desigualdad en empleabilidad, salud y justicia que deben enfrentar muchas de ellas son alarmantes:

Brechas salariales

El 65% de las mujeres mayores de 15 años integra la fuerza laboral, principalmente en actividades de comercio y servicios; lo paradójico es que su ingreso promedio representa el  67% de los ingresos que recibe un hombre[2]

A diario 4 de cada 15 adolescentes quedan embarazadas

Si bien la tasa de natalidad ha disminuido en los últimos años (1%) y se viene construyendo una imagen de la mujer centrada en su desarrollo profesional; esto contrasta con cifras de maternidad adolescente, pues cada día quedan embarazadas 4 adolescentes menores de 15 años en el Perú[3], evidenciando vacíos en nuestras políticas sociales, de salud y económicas. 

Poca participación política de las mujeres

Una participación representativa de las mujeres en política aún está lejos, por ejemplo en el poder ejecutivo solo un 26% de cargos lo ocupan mujeres, a nivel legislativo un 27%, y a nivel de gobiernos provinciales y distritales un 3%[4]. Ante esta situación, es necesario fortalecer el rol de las mujeres y el derecho a su participación en los diferentes espacios en los que interactúa.

6 de cada 10 mujeres han sido víctimas de violencia por su pareja

La violencia de género es un problema de toda nuestra sociedad, pues el 65,4% de las mujeres señalan haber sufrido violencia por parte de su esposo o compañero en un entorno familiar[5]. En lo que va del 2019, se han registrado 14,491 casos de violencia familiar, de ellos el 87% son casos reportados por mujeres y el 27% afecta a niñas/os y adolescentes menores de 18 años[6].

Lamentablemente la violencia hacia la mujer se ve recrudecida en expresiones como el feminicidio: Solo en lo que va del año se han registrado 27 casos de feminicidio. El 70% de éstos deja en situación de orfandad a niñas y niños. Las cifras también precisan que el  54% de los casos se dio por parte de la pareja, el 31% por una ex pareja y un 15% por un conocido.

Revertir esta situación debe comprometernos a todos a actuar desde nuestras familias, pues es en este primer entorno donde las prácticas de crianza positivas y sin violencia, basadas en el respeto e igualdad entre hombres y mujeres, podrán dar oportunidades a que las niñas y niños tomen decisiones y actitudes de respeto hacia los demás, promoviendo su desarrollo y el pleno ejercicio de sus derechos. 

Nuestra labor a favor de los derechos de la mujer

Para Aldeas Infantiles SOS Perú es importante reflexionar sobre la contribución y retos que afrontan las mujeres  en nuestro país, pues si bien apoyamos y promovemos entornos familiares saludables para madres, padres y sus hijos, éste debe ser un compromiso de todos, pues solo así construiremos un país donde tantos hombres como mujeres se desarrollen en espacios de respeto, sin violencia y con oportunidades en igualdad de derechos.

Ina Romero
Especialista de monitoreo y evaluación en Aldeas Infantiles SOS Perú


[1] CENSO INEI 2017

[2] INEI. Informe Técnico Nº2:Estadística con enfoque de Género Junio 2018

[3] ENDES 2017

[4] ONU 2017

[5] ENDES 2017

[6] Reporte Estadístico MIMP. 2019 Casos atendidos por el CEM