15 abril 2019

Fortaleciendo a familias en situación de riesgo

Alejandrina nos cuenta que el apoyo de Aldeas Infantiles SOS ha sido muy importante para ella y su familia.

Alejandrina tiene 17 años y es la mayor de seis hermanos; junto a su familia participa en el Programa de Fortalecimiento Familiar de Aldeas Infantiles SOS Cusco, donde atendemos a familias en situación de riesgo y trabajamos con ellas un plan de intervención individualizado.

 “A este programa nos derivó la Unidad de Protección Especial en Cusco, porque las cosas no estaban bien en casa. Yo estaba triste porque no tenía la posibilidad de estudiar, al igual que mis hermanos, además  sentía que estudiar no era importante ni prioritario, porque había muchas necesidades en casa”.

Empezaron los cambios

“Con el apoyo de Aldeas Infantiles SOS comenzaron los cambios, aunque al inicio dudé que las cosas podían mejorar, porque tenía la idea  que las organizaciones  siempre ofrecen apoyo pero nunca cumplen su palabra. Pero este no fue el caso,  mi mamá  se motivó cuando nos empezaron a apoyar  con las matrículas, útiles escolares, las cuotas atrasadas y la alimentación de mi familia. Es en ese momento donde mi mamá comenzó a trabajar y a ganar dinero”.

Alcanzando mis sueños

“El apoyo de la organización no quedó ahí, yo soñaba con estudiar gastronomía y lo hice gracias a ellos. Me capacité en el CETPRO Inka Educa,  donde me he graduado hace poco, al mismo tiempo que el colegio. Me doy cuenta que el apoyo no solo fue un tema técnico, sino que mejoré como persona y mi relación con otros jóvenes”.

 

Actualmente, Alejandrina trabaja en un restaurante, y gracias a su esfuerzo puede apoyar a su familia y eso la llena de orgullo y satisfacción. Además, su mamá se ha empoderado y ha mejorado en el cuidado de sus hermanos.

 

“Mi mamá ahora lleva a mis hermanos a sus atenciones médicas, va a las reuniones del colegios, los cuida en su alimentación e higiene, y continúa trabajando. Cosas que antes no hacía”.

Alejandrina nos cuenta que el apoyo de Aldeas Infantiles SOS ha sido muy importante para ella y su familia. Ahora se siente más fuerte, segura y capaz de alcanzar sus sueños. “Sé que puedo ser una mujer de bien con valores y principios”

En Aldeas Infantiles SOS Perú nos sentimos muy orgulloso por los logros de Alejandrina y su familia; seguiremos trabajando por un país mejor, donde la familia es el mejor lugar para que las niñas, niños y adolescentes crezcan felices y seguros.