20 agosto 2018

Los derechos de la niñez

Según las proyecciones del INEI para el 2018, en el país hay más de 9 millones de niñas y niños, lo que representa cerca de un tercio del total de la población peruana. En este mes que se celebra el Día del Niño, reafirmamos nuestro compromiso en la promoción y defensa de los derechos de la niñez, principalmente su derecho a vivir en entorno seguro y feliz, donde pueda crecer y desarrollarse de la mejor manera.

Por ello, aquí recordamos los principales derechos que tienen todas las niñas y niños, promoviendo así las buenas prácticas de cuidado, protección infantil y su acceso a servicios básicos.

1. Derecho a la vida
El estado peruano debe garantizar mediantes políticas públicas dirigidas a asegurar la sobrevivencia, la salud y el desarrollo integral.

2. Derecho a la igualdad
Todas las niñas, niños y adolescentes tienen derecho a ser respetados y ser tratados de la misma forma sin importar su raza, religión, condición física o lugar de procedencia.

3. Derecho a la identidad
Tienen derecho a ser inscritos en el Registro Nacional de Identidad, tener un nombre y apellidos.

4. Derecho a la protección
Todas las niñas, niños y adolescentes tienen derecho a ser protegidos contra el abuso, el abandono y la explotación.

5. Derecho a la Educación
Tenen derecho a recibir educación y tener lo necesario para estudiar.

6. Derecho a la recreación
Todas las niñas, niños y adolescentes tienen derechos a las actividades recreativas y deportivas, manifestaciones culturales y espacios adecuados para su tiempo libre.

7. Derecho a la Salud
Tienen derecho, desde su nacimiento, a recibir atención médica y ser cuidados cuando están enfermos.

8. Derecho a la libertad de expresión
Todas las niñas, niños y adolescentes tienen derecho a expresar libremente su opinión, ser escuchados y tomados en cuenta.

9. Derecho a la integración social
Tienen derecho a compartir espacios e interuar con otras niñas y niños, siendo parte de la sociedad.

10. Derecho a tener una familia
Independientemente de su condición económica o sociodemográfica, todos tienen derecho a crecer en un entorno famliar seguro y afectivo, que les brinde cuidados, atención y acompañamiento durante su desarollo.