Aldeas Infantiles SOS Perú trabaja por el derecho de todos a vivir en familia

En el Día Internacional de la Familia, continuamos brindando servicios para prevenir la pérdida del cuidado parental.



Aldeas Infantiles SOS Perú, institución que promueve y defiende los Derechos de las niñas, niños y adolescentes, hace un reconocimiento por la conmemoración del Día Internacional de la Familia, e invoca a la reflexión para mejorar la relación entre todos sus integrantes.

 

No hay mejor lugar para el desarrollo de la niña, niño y adolescente que estar con su familia; por tanto, todos nuestros esfuerzos como miembros de la sociedad y del Estado, deben estar centrados a que las niñas, niños y adolescentes estén bajo su cuidado. Y, en caso de no poder estarlo, se busque la forma más rápida y segura para que puedan volver a ella, teniendo en cuenta el principio del Interés Superior del Niño.

 

En todo el País, existen niñas y niños que se encuentran en estado de vulnerabilidad y muchos de ellos, han sido separados de su entorno familiar por diversas circunstancias que vulneran sus derechos.
 

 Ante esta situación, la Asamblea General de las Naciones Unidas, proclamó el 20 de setiembre de 1993, el Día Internacional de la Familia con el fin de promover su fortalecimiento, así como la atención necesaria para integrar a las niñas, niños y adolescentes a su familia.

 

Todo esto fomentando los lazos familiares, pues es el ambiente donde crecen, se transmite la historia, la cultura y se encuentran los elementos determinantes para adquirir las habilidades necesarias para su desarrollo integral; además, la familia es el primer núcleo donde se debe asegurar la adecuada protección contra la violación de sus derechos.
 

En esta ardua labor, nuestra institución renueva su firme compromiso de promover el derecho de las niñas, niños y adolescentes a vivir en familia, ofreciendo a la comunidad sus servicios de fortalecimiento familiar a fin de prevenir la pérdida del cuidado parental.

 

Del mismo modo, articula esfuerzos con instituciones públicas y privadas a fin de promover el ejercicio pleno de sus derechos, en el marco de la Convención de los Derechos del Niño y las Directrices de las Naciones Unidas sobre las modalidades alternativas de cuidado de los niños.